Quiero Adelgazar

quiero adelgazarAl igual que usted también vivo pendiente del pensamiento “quiero adelgazar”…¿Pero sabe cuál es el secreto para conseguirlo sin sufrir privaciones?

Este viernes pasado, víspera de Reyes Magos, viajé desde donde vivo a mi ciudad natal, a 340 kilómetros, y durante todo el camino había una densa niebla que hizo que me concentrara intensamente en la carretera y aún así


me pegué dos fuertes sustos “de muerte” que me aceleraron el corazón e intensificaron mi alerta.

En pleno trayecto, comí unas barritas de surimi con pan integral, como merienda, pero cuando llegué a casa de mi madre tenía mucho hambre y me comí un gran plato de ensaladilla, con pan integral, 4 filetes de pollo, y un vaso de vino…

Pero mi cuerpo me pedía urgentemente energía rápida y me comí 4 polvorones y otro dulce español navideño, todos ellos hechos de harina y azúcar. Y eso que quiero adelgazar…

Pero cuando llegué a mi casa, aún tenía mucho hambre y me comí un caqui (o pársimon) grande, 2 cucharadas de miel y me bebí una cerveza. Y sí, yo quiero adelgazar…

Ya he hablado en otros artículos de los decisivos beneficios para adelgazar de la miel, especialmente por la noche, de la relajación (especialmente respecto de la comida) y de un sueño reparador.

Así que, relajadamente me tomé todo aquello, sabiendo que mi cerebro había “sufrido” en la carretera concentración y sustos y había trabajado mucho durante el día (el cerebro consume el 30% de nuestra energía).

Contra todo pronóstico, al día siguiente me levanté liso, sin un solo flotador en la cintura o en la barriga…

Mi organismo había aprovechado todo. Y es que hace ya tiempo encontré el “Interruptor para adelgazar” que desconecta el piloto automático de “todo me engorda” y hace pasar al modo “adelgazar”.




Este “Interruptor” programa a su subconsciente para que ordene a todo su sistema que no engorde; sana su mente racional para hacerle comer, de forma instintiva, comida llena de nutrientes sanos y naturales que le sacien a nivel profundo; y le aparta de los dañinos atracones.

Para encontrar este “Interruptor”, y tal y como relato en mi anterior artículo:

Quiero Adelgazar #1:

Olvídese de todas las dietas, que sólo consiguen estresarle y tensarle y, realmente, hacerle engordar.

Quiero Adelgazar #2:

Siéntese en silencio y ordene imperativamente a su psiquis que le haga bajar de peso y que le indique qué comer y cómo comerlo a cada momento. Y tenga fe.

Vea usted este VIDEO sobre el Poder de la Mente Para Adelgazar:

¡USTED NECESITA YA TOMAR ACCIÓN EFECTIVA CON EL MEJOR!: 

MÉTODO GABRIEL 

Y si de vez en cuando se come unos bollos o una pizza o se bebe dos refrescos, tranquila y grite usted: “¡sí, quiero adelgazar!”, pues el cuerpo, una vez educada la mente, es muy inteligente, y sabe instintivamente qué debe comer y cuándo.


Leave a Reply